Seleccionar página

Hay diferentes enfoques en una estrategia digital dentro de Facebook. Entre ellos se encuentra la venta, la promoción o simplemente el posicionamiento. Cada uno tiene sus propios parámetros para definir el éxito o su fracaso, pero hay algo en lo que la gran mayoría coincide: queremos ver likes en lo que publicamos o en nuestra fan page.

¿Cómo es que regularmente pedimos un like?

Muy simple ¡publicando! Algunas veces hacemos estas dinámicas gastadas pero nunca pasadas de moda de “like si te gusta A o corazón si votas por B”. Admitámoslo, las amamos y las odiamos al mismo tiempo. Sin embargo, cuando nos ponemos a analizar nuestro comportamiento en redes como empresas nos damos cuenta nos cuesta mucho trabajo decir: “¿me das un like?”.

 

Sinceramente no deberíamos asustarnos. Siempre estamos pidiendo likes. Desde el momento en el que generamos una campaña de likes, le estamos diciendo a Facebook: “Hey, por favor toma mi dinero y consígueme likes”. Entonces ¿por qué nos cuesta tanto pedir directamente un like solo porque sí?

En Sumie creemos que sufrimos del síndrome de pedir un peso en la calle o mejor conocido como:

“Qué oso pedir ayuda”.

Nosotros queremos curarnos.

Sabemos que un like no va a salvar a los niños con hambre del mundo, ya les dimos muchos like a esas publicaciones y no hemos visto cambios, sin embargo, creemos que es valioso pararte y decir: “Hola ¿me das un like? Tal vez encuentres algo de tu interés en mi página”

Nosotros lo intentamos y… FALLAMOS. Pero ojo, no por eso dejaremos de intentar 💪

¿Qué fue lo que hicimos? Durante el mes de agosto nos pusimos una meta, aumentar 300 likes en nuestra fan page de Facebook 👍👍

La primer pregunta fue:

¿Qué hacemos para lograrlo? Bueno, pues se nos ocurrió una idea a la que siempre habíamos tenido miedo: vamos a salir a pedirlos ¿Qué podría ser lo peor?

Bajo esta idea de pedir un like nace: 300 likes, 300 preguntas. La intención de la dinámica era pedir abiertamente el like en nuestra fanpage y regalar la respuesta a cualquier pregunta, respetuosa, que nos hicieran ¡Y vaya que nos divertimos con las respuestas!

Si alcanzamos los 500 likes durante el mes de agosto, tres elementos del equipo elegidos por votación en Instagram Stories, harían ¡el reto de la Silla! Sinceramente nos pareció una idea fantástica y bueno, no perderíamos nada intentándolo.

En palabras de Dimitri (nuestro director) si vamos a fallar hay que fallar intentándolo. Y si, fallamos.

  • Conseguimos 191 likes nuestra página de Facebook y 33 seguidores nuevos en Instagram
  • Nuestras Instagram Stories lograron 3,240 impresiones en ese mes
  • El post con el que lanzamos la campaña tuvo un alcance de 6.032 personas

Pero, no logramos llegar a los 300 likes, 300 preguntas ¿Qué salió mal?

Tenemos una teoría y podemos ubicar algunos comportamientos que sinceramente no esperábamos: socialmente no sabemos cómo reaccionar a que nos regalen algo cuando este algo no es un regalo material. En Sumie estábamos regalando 300 respuestas, pero de los 191 likes que obtuvimos, sólo recibimos 4 preguntas.

La pregunta es ¿lo volveremos a intentar?

¡Claro! siempre estamos pidiendo a nuestro cliente que tenga una interacción con nuestras marcas. Estamos seguros de que sólo tenemos que trabajar en quitar ese miedo, que todos tenemos, a mostrarnos vulnerables pidiendo esa interacción de forma abierta.

Jessica Bonifacio AKA sakura sakuraptor, creative director web master sumie ideas, agencia de marketing digital guadalajara

Jessica Bonifacio aka Sakura

Creative Director, Web Master & Nerd

“Too sugoi to die”

Una ingeniera de clóset adicta al trabajo, los converse y el café que ama Windows tanto como a su iPhone.

www.sumieideas.com