Seleccionar página

El concepto creativo es el núcleo, es lo que hace palpitar el corazón de todas las campañas publicitarias. En mi opinión, no existe campaña publicitaria con éxito que no tenga un concepto rector bien definido.

Los conceptos disruptivos, poderosos y triunfadores son brillantes ideas, pero hay algo que hay que dejar muy claro, muchas ideas, yo diría demasiadas, no son brillantes ideas. Para encontrarlas hay que pensar y pensar miles de ideas antes, la primera siempre suena a que es esa brillante idea, pero no te dejes engañar, la primera casi nunca lo es.

¡Detén tu juicio! Estamos acostumbrados a rechazar ideas sin comprenderlas al 100%

  • Escúchalas
  • Analízalas
  • ¡Exprímelas!

Muchas veces ahí están las mejores y simplemente no las vemos, es una larga búsqueda, no simplemente queremos encontrar una idea, queremos encontrar LA IDEA.

¿Cómo lograr encontrar LA IDEA?

Primero debemos analizar perfectamente el producto o servicio que queremos comunicar, conocer detalladamente sus funciones y las necesidades que saciará

Siempre hay que analizar tus ideas desde dos zapatos diferentes:

  • Los tuyos, como creativo y principalmente encargado de encontrar esa brillante idea, aunque no es trabajo nada más de uno. Para corroborar si esa idea funciona, hay que “rebotarla” con tus colegas, porque muy probablemente ellos vean algo que tú no estás viendo.
  • Y por supuesto, los zapatos más importantes: los del target del producto o servicio que debes comunicar: ¿Cuáles son sus intereses? ¿Sus necesidades? ¿A dónde viajan? ¿Cuáles son sus hobbies? ¿Tienen coche? ¿Qué series ven? ¿Qué música escuchan? ¿Tienen mascotas?

Estas son pocas de todas las preguntas que tienes que responder para entender perfectamente a tú público y así, encontrar el match entre tu target y tu brillante idea, para ahora sí, poder bajar LA IDEA y comenzar la campaña publicitaria.

Existen otras cosas que debemos analizar, junto a tu equipo estratégico, es fundamental analizar los diferentes medios que puedes utilizar para comunicar la campaña. Muy importante: si un medio le funciona a una marca, no quiere decir que necesariamente a tu marca le vaya a funcionar. Es vital conocer al 100% tu target, para encontrar los mejores medios que comunicarán tu campaña.

Ahora hay que encontrar las palabras y las imágenes perfectas, para plasmar tu campaña y que tu mensaje sea comprendido perfectamente por tu consumidor. Recuerda que todo es contenido, todo lo que te rodea es material para tu campaña, simplemente hay que encontrar el material perfecto.

Al final, una campaña publicitaria es contar una historia, peeeeeero

¿Cómo contarla?

Define el tono de comunicación que va relacionado con la personalidad de la marca,  utiliza el humor, sé disruptivo, diferente y muy importante, haz parte principal de la historia a tu público, el fin es que se sientan identificados con tu producto por medio de esta historia.

Busca posicionar tu producto o servicio como:

  • Top of Mind: el primero que viene a la mente del consumidor, buscar la estrategia perfecta para siempre estar presente en el pensamiento de tu consumidor.
  • Top of Heart: generar ese vínculo emocional con tu target, para de esta manera seducirlo.

Cuando encuentras el concepto rector de la campaña perfecta, con los medios correctos y con las piezas de comunicación ideales, el producto o servicio que se comunica ¡se vuelve irresistible! Todos tenemos nuestro punto más vulnerable, nuestro Talón de Aquiles… Y es ahí, donde la publicidad hace su magia.

¿Aún no sabes por dónde empezar? Tranquilo, en Sumie Ideas te ayudamos a conceptualizar la campaña publicitaria perfecta ¡Contáctanos!