Seleccionar página

¿Si todo fuera posible: en qué crearías?

 

El fin de año siempre se siente bien. Creo que una gran parte se debe a que “mentalmente” dejamos ir todos los problemas del año pasado (o los más que podamos) y nos preparamos para vivir de frente ¡un año nuevo!

La cosa aquí es que muchas veces no nos damos el tiempo de visualizar nuestro siguiente año y simplemente pasamos de un año a otro esperando que todo cambie pero sin realmente hacer nada para que cambie.

Yo lo veo como si de pronto vas a un fiestón loco donde pasa de todo y te despiertas al día siguiente sintiéndote medio de la burger (eso es a principios de Diciembre) sin saber bien qué pasó, sabes que mucho de lo que hiciste no estuvo bien pero pues ya ni te acuerdas y antes de poder pensar te hablan tus amigos y comienzas a precopear (posadas de Diciembre) y antes de lo que esperas ya estás en otro fiestón más loco y más intenso y así el círculo se repite y pasan los años.

 

Para romper el círculo vicioso es imperativo (si si me gusta la palabra imperativo, suena acá como que sabes mucho cuando la escribes) modificar el DNA de nuestra realidad para crear una realidad alternativa más positiva y retadora.

El problema con esto es que la teoría es simple pero la práctica está llena de baches bien fucking profundos.

Casi siempre cuando pensamos en el futuro asumimos lo peor ¿O no? 🤔

Un ejercicio fácil es este: ¿Cómo te sientes cuándo es Domingo por la tarde y piensas en tu Lunes? ¿Te emociona?

Muchas veces piensas “aaaah que la chingada ya se me acabó mi fin de semana y bla bla bla bla”. Inmediatamente nuestra mente se va hacia lo negativo. Es bien difícil cambiar este patrón porque es algo que viene programado en nuestro cerebro reptiliano: estamos cableados para ver, prever y (tristemente) causar inconscientemente desastres. 🤯

Sin embargo existe un pequeño truco para cambiar este patrón de manera temporal ¡Y yo te lo voy a enseñar!

Lo único que necesitamos son un par de horas libres de fatalismo para cambiar y mejorar el DNA de nuestra realidad.

El ejercicio es simple, aquí te van las instrucciones imperativas:

  • Aparta 2-3 horas un día muy temprano o ya por la tardecita 🕐
  • Asegúrate de no tener pendientes y apagar tu pin** celular 🚫📱
  • Escoge un cafecito que te fascine, pero donde te puedas concentrar. Lo importante es que no sea un lugar donde habitualmente trabajas o descansas ☕
  • Llévate hojas en blanco, lápiz, colores, tu kit de Xuxa o lo que necesites para rayar 👨‍🎨

 

Y la magia está cuando le dices a tu cerebro:  “Mai friend, en estas 3 horas el chingón soy yo, así que deja de andarme jodiendo y lárgate a hacer el mandado. En estas 3 horas voy a escribir lo que se me de mi regalada gana y voy a poner puras cosas chingonas”

El resto es sencillo y aterrador: escribe si todo fuera posible ¿Qué te gustaría crear?

 

Aquí el truco es no ponerse medio pendejo y escribir sandeces como: ganarme la lotería, casarme con Scarlett Johansson o vivir sin tener que mover un dedo y ser feliz por los siglos de los siglos amén (viajar por todo el mundo y que me paguen por yo ser feliz bla bla bla)

La manera correcta en cómo hacer este ejercicio es: imagino que todo lo exterior se queda relativamente igual (tienes el mismo trabajo, la misma pareja, la misma nariz horrible y garruda etc,etc). Pero visualiza que con las mismas condiciones externas todo sale bien:

  • En tu trabajo ya no te caen mal toda la bola de cenutrios que te rodean, al contrario, ya entiendes que tienen gustos diferentes (raritos tal vez) pero que son súper buen pedo
  • Te llevas a toda madre con tus clientes (claro, te siguen poniendo cagadones pero ya no te lo tomas personal y entiendes que ellos también están frustrados)
  • Encontraste un clearasil chingón y ahora hasta te chulean tu nariz garruda diciendo que te da un aire a Don Quijote de la Mancha
  • Sigues teniendo que hacer tu comida (si ya creciste) pero ya te sabes un par de platos mamalones y ahora todos te preguntan tus recetas

Visualizar nos cuesta trabajo por culpa de Hollywood. Probablemente más de alguna vez deseaste “algo”, no se cumplió y eso hace que te sientas decepcionado (de la chingada pues) y después de 2-3 veces de auto-decepcionarte ya dejas de intentarlo.

¿Por qué digo que es culpa de Hollywood? Porque normalmente soñamos tener la vida de otra pinche persona en lugar de soñar tener nuestra propia vida pero en versión VIP. Queremos tener el trabajo de alguien más, el cuerpo de alguien más, la sabiduría de alguien más y el dinero de los políticos corruptos (que tanto criticamos). 🙌

Pero la realidad es que no puedes tener la vida de nadie más que la tuya. Querer la vida, el dinero, rostro, fama o fortuna de alguien más siempre te va a crear frustración y enojo.

 

Lo chingón para cambiar el DNA de tu realidad es que sea TU realidad.

Entonces para ya no hacer taaaaan larga esta entrada, tómate la libertad de visualizar tu vida como es pero de una manera super chida. Sé consciente de todo lo que no te gusta (sé muy sincero) y acéptalo: de nada sirve querer convertirte en tu vecina toda buenota pero con problemas de anorexia,en tu vecino que invitan a todas las fiestas pero con problemas de alcoholismo o en el empresario que anda en un Tesla pero que vive estresado.

 

Tu vida es chingona, de manera simple es la MÁS chingona que puedes tener.

Si visualizas un cambio en tu día a día donde la gran parte de lo que haces te sale bien, entonces dejarás ver películas de princesas y esperar a que tu vida sea como la blogger que no conoces o el empresario que siempre ves de lejos o el deportista que siempre has admirado.

Y sin embargo es necesario visualizar de una manera positiva lo que te pasa en tu día, porque es completamente posible que cada acto se convierta en un acto positivo y virtuoso.

Crea el tiempo y el espacio para visualizar con mucha claridad que en 2019 harás exactamente lo mismo que hoy, pero que todo te saldrá bien.

En ese momento espero que te des cuenta que tu vida (para la gran mayoría de las personas) ya es perfecta, lo único que nos hace falta es cambiar nuestra percepción sobre ciertas cosas (los frikis de mis compañeros de trabajo, lo interesante que puede ser mi nariz) para tener una vida que cualquier actor de Hollywood envidiaría.

Podemos y debemos cambiar el DNA de nuestra vida. Pasar de una mente negativa que ve monstruos en cada esquina (en cada Lunes) y comenzar a visualizar una realidad donde cada detalle ordinario a través de la fuerza de tu mente se vuelve extraordinario.

 

dimitri@sumieideas.com

www.sumieideas.com

 

Dimitri Limberopulos, CEO sumie ideas, agencia de marketing digital guadalajara

Dimitri Limberopulos

CEO & Idea Surfer

“Toda la felicidad proviene de ayudar a los demás”

Es un líder con creatividad surreal, al que le gusta mucho hablar, tomar té y acampar.

dimitri@sumieideas.com
www.sumieideas.com